El día después: datos para la reflexión

Hoy es el primer día de los 364 restantes para el próximo día mundial del agua. El primero de los días en los que el protagonismo adquirido ayer debe mantenerse para que las soluciones a los problemas de agua potable y saneamiento en el mundo consigan ser una verdadera prioridad.

Para ello, nunca está de más contribuir con algunos datos (escalofriantes la mayoría) que proporcionan un orden de magnitud del problema. Están extraídos de la página web del Día Mundial del Agua:

  • La población urbana de los países en desarrollo aumenta en 5 millones de personas cada mes.
  • Cada segundo la población urbana mundial crece en 2 personas
  • En África y Asia, la población urbana mundial se doblará entre los años 2000 y 2030
  • 493 millones de personas comparten su acceso a los servicios de saneamiento. En 1990, esta cifra era de 259 millones
  • 827,6 millones de personas viven en poblados de chabolas. A menudo sin ningún acceso a servicio alguno de agua potable y saneamiento.
  • El 95% del crecimiento de población urbana en las próximas décadas tendrá lugar en los países en desarrollo.
  • La ausencia de agua potable y saneamiento en las ciudades causa la malaria, el cólera y la diarrea.
  • Por primera vez en la historia de la humanidad la mayoría de la población mundial vive en las ciudades (3300 millones).
  • El 38% del crecimiento urbano se da en poblados de chabolas, con un crecimiento que las infraestructuras no pueden igualar.
  • Entre 1990 y 2001, la población mundial que vive en chabolas creció en 18 millones de personas por año. La proyección para el periodo 2005-2020 es de 27 millones de personas por año.
Esta entrada fue publicada en Agua y Ciudad, Política del Agua y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.